Acanthamoeba

Acanthamoeba es uno de los organismos más ubicuos en el medio ambiente, pero rara vez causa infecciones. Sin embargo cuando la infección se produce, puede ser muy grave y amenaza la visión. Recientemente, ha habido varios informes de aumento en la incidencia de queratitis por Acanthamoeba. Es común una co-infección con una queratitis bacteriana tanto en el caso de lentes de contacto y en la córnea, lo que complica la prevención, diagnóstico y tratamiento.

Educarse sobre los síntomas y factores de riesgo de queratitis por Acanthamoeba, puede ayudar a prevenir esta infección potencialmente peligrosa para la vista. La mejor defensa contra la queratitis por Acanthamoeba es la higiene adecuada en el uso de lentes de contacto. 

Los síntomas que presentan los pacientes son los siguientes:
  • Ojo rojo, (con frecuencia) dolor ocular, especialmente si las molestias no mejoran con el tratamiento.
  • Sensación de cuerpo extraño, lagrimeo, sensibilidad a la luz y visión borrosa.
  • Irritación de los ojos que dura un período inusualmente largo de tiempo después de retirarse los lentes de contacto.
Factores de Riesgo
  • El uso del agua del grifo en la limpieza y desinfección de lentes de contacto, incluyendo el estuche del lente.
  • Nadar con lentes de contacto puestos, especialmente en lagos de agua dulce y ríos. La queratitis por Acanthamoeba también ha sido aislado de casi todas las fuentes de agua, de piscinas, jacuzzis y de las regaderas.   
El manejo correcto de los lentes de contacto debe de ser el siguiente:
  • Lávese siempre las manos antes de manipular las lentes de contacto.
  • Frotar y enjuagar la superficie de la lente de contacto antes de guardarlo con la solución adecuada.
  • Use sólo productos estériles recomendados por su optometrista para limpiar y desinfectar las lentes. Las gotas de solución salina y humectantes no están diseñadas para desinfectar las lentes.
  • Evite el uso de agua corriente para lavar o guardar los lentes de contacto.
  • La solución de lentes de contacto, en el estuche de almacenamiento, debe ser desechada después de abrir el estuche, y colocar solución nueva cada vez que se vaya a almacenar el lente.
  • Reemplace los lentes con su médico, determinado por el tiempo de vida de los lentes.
  • No dormir con lentes de contacto a menos que sea prescrito por su médico y nunca después de nadar.
  • Nunca intercambiar sus lentes con otra persona.
  • Nunca ponga los lentes de contacto en la boca.
  • Consulte a su oculista periódicamente para la evaluación de sus lentes de contacto.
  • Si usted experimenta enrojecimiento, secreciones, visión borrosa o dolor, acuda con su médico de inmediato!
 Imagen: http://www.nzma.org.nz/journal/121-1286/3375/