Conjuntivitis

(Conjuntivitis)
Por Jésica Galicia M.

La conjuntivitis es una inflamación de la conjuntiva (la membrana de tejido delgada y transparente que recubre la superficie interior del párpado y cubre la parte blanca del ojo), puede afectar uno o ambos ojos y se debe a diferentes causas: puede ocurrir por una infección bacteriana o viral, también por una reacción alérgica a agentes irritantes presentes en el aire como el polen y el humo, el cloro de las piscinas e ingredientes de cosméticos u otros productos que entran en contacto con los ojos. Las enfermedades de transmisión sexual como la clamidia y la gonorrea  son causas menos comunes (conjuntivitis del neonato). 

Síntomas
  • Sensación de arenilla en uno o en ambos ojos  
  • Sensación de picazón o de ardor en uno o en ambos ojos  
  • Lagrimeo excesivo  
  • Secreción en uno o ambos ojos  
  • Párpados hinchados  
  • Enrojecimiento de la parte blanca de uno o de ambos ojos  
  • Aumento de la sensibilidad a la luz. 
    De acuerdo a la causa de la inflamación la conjuntivitis se clasifica en las siguientes variantes:
      • Alérgica. Ocurre más comúnmente en las personas que ya poseen alergias temporales. En algún momento, las personas entran en contacto con una sustancia que provoca una reacción alérgica en sus ojos. 
      • Papilar gigante. Es un tipo de conjuntivitis alérgica causada por la presencia crónica de un cuerpo extraño en el ojo. Esta enfermedad ocurre mayormente en las personas que utilizan lentes de contacto y que no tienen los cuidados necesarios, en personas que tienen una sutura expuesta en la superficie o en el ojo, o que tienen una prótesis ocular. 
      • Bacteriana. Es una infección mayormente causada por la bacteria estafilococo o estreptococo que proviene de la propia piel o del propio sistema respiratorio. La infección también puede ocurrir por transmisiones de insectos, por el contacto físico con otras personas, por la falta de higiene (tocarse los ojos con las manos sucias), o por el uso de maquillaje para los ojos contaminado y cremas para el rostro. 
      • Viral. Es más comúnmente causada por los virus contagiosos asociados con el resfrío. El medio principal por el cual se contrae esta enfermedad es por la exposición a la tos o estornudos de personas que tienen infecciones en las vías respiratorias superiores. También puede ocurrir cuando el virus se propaga por las membranas mucosas del propio cuerpo que conectan los pulmones, la garganta, la nariz, los conductos lagrimales y la conjuntiva. 
      • Oftalmia del neonato. Tipo grave de conjuntivitis bacteriana que ocurre en los bebés recién nacidos. Es una condición muy seria que puede provocar daño ocular permanente si no se la trata de manera inmediata. La oftalmia del neonato ocurre cuando el bebé es expuesto a la clamidia o a la gonorrea cuando pasa por el canal de parto. 
      • Química. Puede ser causada por agentes irritantes como la contaminación del aire, el cloro de las piscinas y la exposición a sustancias químicas nocivas.
        La conjuntivitis puede ser diagnosticada a través de un examen completo de ojos, es por esto que es importante acudir con un especialista para que dé el tratamiento adecuado para la variante que padece y así evitar complicaciones por un mal manejo de la enfermedad.
        ***